Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


Año A 
Primer trimestre 
Lección 13 



Natán confronta a David 



GRACIA EN ACCIÓN 



Aceptanmos el perdón. 



Versículo para memorísar 

"Pero te confesé sin reservas mi pecado y mi maldad; decidí confesarte mis pecados, y tú, Señor, 
los perdonaste" (Salmo 32:5). 

Textos clave y referencias 

2 Samuel 12; Patriarcas y profetas, pp. 779-786; historia en el folleto del alumno. 

Objetivos 

Los alumnos: 

Sabrán que siendo que Dios los ha perdonado, cada uno debe perdonarse a sí mismo y a los 
demás. 

Se sentirán tristes por sus errores, pero dispuestos a admitirlos y seguir adelante. 

Responderán brindando el mismo perdón que han recibido. 

Mensaje 



W^ i Porque Dios nos ha perdonado, también debemos perdonarnos 



m 



a nosotros mismos y a los demás. 



Breve ínlroduccíón a la lección 



David y Betsabé están esperando un bebé. El 
pueblo de Israel comienza a sospechar que 
David ha asesinado a Urías. Dios envía a Natán a 
confrontar a David y decirle que el niño morirá. 
David se arrepiente y ruega a Dios que lo per- 
done y salve la vida del niño. Pero el niño 
muere, David consuela a Betsabé. Tienen otro 
hijo, llamado Salomón que más tarde llega a ser 
el rey más sabio que haya existido. 

Esta es una lección acerca del impacto de la 
gracia de Dios 



David es perdonado por la gracia de Dios. La 
gracia de Dios le concede otro hijo, un hijo es- 
pecial que llega a ser el siguiente rey. David 
acepta el perdón de Dios y renueva su amor y 
servicio a él. 

PARA EL MAESTRO 

"David no sólo era el gobernante civil de su 
pueblo, sino también el 'ungido de Jehová', el 
que presidía la teocracia, caudillo del pueblo es- 
cogido de Dios, y el que debía sostener y poner 
en vigencia la ley de Jehová. Con su pecado. 



92 



Programa 

Sección 


Minutos 


ActivitiaiJBS 


Materiales necesarios 


Bienvenida 


Permanente 


Recibir a los alumnos a la entrada. 
Escuchar sus problemas o motivos 
de gozo 




^B Acctividades 
^^ preliminares 


10-15 


A. Perdonar y olvidar 

B. Encubrimiento 


Cinta adhesiva, aspiradora o escoba 
Monedas y tarjetas pequeñas 


^m Oración y 
^^ alabanza* 


15-20 






© ferisjsr 


15-20 


Introducción de la historia bíblica 

Personalización de la lección 
Exploración bíblica 


Vasija transparente, agua, colorante 
vegetal, cloro 

Papel y lápices 

Biblias 


^M Aplicación de 
^^ la lección 


10-15 


Villa del pecador 


Nueve libretos (ver p. 104-108), y 
(véase la lista de materiales) 


^^ Compartiendo 
^^ la lección 


10-15 


Mensaje de ánimo 


Biblias, papel y lápices 


* En cu< 


alquier momento del programa se puede orar o alabar a 


Dios con un canto. 



David había provocado un baldón y una des- 
honra para el nonnbre del Señor; por lo tanto, 
Dios envió a Natán con su nnensaje de reproche 
para que el descarriado rey se diera cuenta de la 
nnagnitud de su crinnen y se arrepintiera" 
(Comentario bíblico adventista, t. 2, p. 650). 

"La osadía y prontitud de las palabras de 
Natán connnovieron a David, y lo hicieron des- 
pertar del hechizo nnaligno que sus crínnenes le 
habían provocado. En el fondo, David era un 
honnbre bueno que se esforzaba por obedecer al 
Señor. Pero se había rendido a la tentación, y al 
tratar de encubrir su falta se había entrannpado 
cada vez nnás en la red del nnal. Por un tiennpo 
su entendinniento estuvo conno ofuscado por de- 
lirio de poder, prosperidad y perfidia. Ahora vol- 
vió en sí súbitannente" (ibíd, t. 2, pp. 650-651). 

En el Salnno 51, David le pide a Dios que lo 
linnpie con hisopo de sus pecados. 



"El arbusto de hisopo... produce rannas llenas 
de flores... que se usan conno cepillos natura- 
les... en Éxodo 12, los israelitas usaron las plan- 
tas para nnarcar los dinteles de las puertas de sus 
casas con la sangre del cordero pascual. El evan- 
gelio de Juan especifica que se usó una ranna de 
hisopo... para poner vino en los labios de jesús. 
En esto Juan está llannando la atención a la es- 
cena del Éxodo; tal vez esté indicando que jesús, 
el 'Cordero de Dios' (Juan 1;29), es el nuevo sa- 
crificio de Pascua. Se usaba tannbién el hisopo 
para rociar líquidos en los rituales de purifica- 
ción, tales conno los usados con los leprosos 
(Levítico 14:2-7)" (lllustrated Dictionary of Bible 
Times, [Diccionario ilustrado de los tiennpos bíbli- 
cos], Pleasantville, N.Y., Reader's Digest 
Association, Inc. 1997, p. 184). 



93 



LbCX:iON 1 ? 



^ 



Desarrollo del programa 



BIENVENIDA 

Dé la bienvenida a los alumnos en la puerta. Pregúnteles cómo pasaron la semana, las cosas agra- 
dables que tuvieron o qué problemas enfrentaron. Pregúnteles si tienen alguna cosa que deseen con- 
tar acerca de su estudio de la Biblia durante esta semana. 

Pídales que estén listos para participar en las "Actividades preliminares" que usted haya seleccionado. 



o 



Actividades preliminares 



Seleccione la actividad o actividades que sean más apropiadas para su situación. 



A. PERDONAR Y OLVIDAR 

Dé a cada alumno una tira de cinta adhesiva en forma de círculo, con la 
parte engomada hacia fuera. 

Pida a los alumnos que pasen la cinta adhesiva por varias superficies tales 
como el linóleo, la alfombra, algo de tela, etc. Observen juntos lo que su cinta 
adhesiva recogió. 



Necesita: 

• cinta adhe- 
siva 

• tela 

• pedazo de 
alfombra 

• aspiradora 
con un 
tubo que 
absorbe o 
una escoba 
y recogedor 



Pregunte a sus alumnos: 

¿Qué hay en la cinta? ¿Se asombran de encontrar tanta suciedad y 
cosas en este lugar? 

Diga a sus alumnos: A veces tenemos también suciedad escondida en 
nuestra vida. Cuando pecamos o hacemos cosas incorrectas y no le 
pedimos perdón a Dios, es como si estuviéramos acumulando sucie- 
dad en nuestra alma. El rey David trató de explicar en Salmo 32:3 y 4 
cómo se sentía. Lea en voz alta los versículos. 

Lea en voz alta el versículo 5. Diga: Entonces David decidió acudir a 
Dios en busca de perdón. 

Pida a los alumnos que rompan en pedacitos la tira de cinta adhesiva, y que hagan bolitas con 
los pedacitos, que los junten en montoncitos en el suelo para representar varios pecados. 

Diga a sus alumnos: Aun cuando sean muchos sus pecados, nuestro amante Dios 
puede perdonarlos. 

Pida a los alumnos que se turnen para recoger las bolitas con una aspiradora, o bien con una 
escoba y una palita. Asegúrese antes de la clase de que la aspiradora puede recoger esas bolitas 
de cinta adhesiva. Si no es así, use la escoba y la palita. 

Diga a sus alumnos: Vamos a leer juntos lo que dice el rey David de una persona cuyos 
pecados le han sido perdonados. Pida a los alumnos que lean en voz alta Salmo 32:1 y 2. 



94 



k 



bCCION 1 -^S 



Necesita: 

• monedas 

• tres tarjetas 
pequeñas 
para cada 
alumno 



B. ENCUBRIMIENTO 

Pida a los alumnos que se formen en fila. Coloque una moneda en el suelo 
frente a cada alumno. Dé a cada alumno por lo menos tres tarjetas pequeñas (5 
X 8 cm). 

Diga: Vamos a ver quién puede cubrir su moneda con las tarjetas. 
Sostengan las tarjetas a la altura del hombro y suéltenlas una por una 
sobre la moneda que está en el suelo tratando de taparla. 

Dé a los alumnos varias oportunidades de tratar de cubrir su moneda. Si al- 
guien logra cubrirla completamente puede salir de la fila y animar a los demás. 

Después de varios intentos de lanzar las tarjetas, deben volver a jugar. Pero 
en esta ocasión, dígales que cierren los ojos. Dígales: ¿Quién puede lanzar la tarjeta y cubrir 
la moneda con los ojos cerrados? No vale abrirlos. 

Pregunte a sus alumnos: 

Después de varios intentos, diga: No siempre logran cubrir su moneda, pero la Biblia 
dice que Dios puede cubrir todos nuestros pecados con su perdón. 

Lea en voz alta Salmo 32:1 : Pregunte a sus alumnos ¿Qué dice este versículo acerca de la 
gente que es perdonada? 

Diga: Así como algunos de ustedes cubrieron completamente sus monedas con tar- 
jetas, Jesús puede cubrir totalmente nuestros pecados. Necesitamos pedírselo y acep- 
tar su perdón. 



Oración y alabanza 



« 



COMPAÑERISMO 

Comparta las expresiones de gozo o tristeza que los alumnos le comunicaron a su lle- 
gada, según lo considere apropiado. Si los alumnos le permiten, comparta sus experiencias 
acerca del estudio de la semana anterior. Mencione los cumpleaños, eventos especiales o los 
logros. Salude afectuosamente a todas las visitas. 

CANTOS SUGERENTES 

"Es por su gracia" (ver música y letra en la página 1 09). 
"Cerca, más cerca" (Himnarío adventista, n° 41 9). 

MISIONES 

Use el folleto IViisión para niños, u otro informe misionero disponible. 

OFRENDA 

Recuerde a los alumnos que damos nuestras ofrendas como muestra de amor y gratitud 
a Dios por su gracia perdonadora. 

ORACIÓN 

Elija partes del Salmo 32 o el Salmo 51, para usarlas en la oración. 



95 



\^_^Lbcx:ióW 



o 



Lección bíblica 



Necesita: 


• vasija trans- 


parente 


• agua 


• cuchara 


• cloro lí- 


quido 


• colorante 


vegetal 


(cuatro co- 


lores) 



INTRODUCCIÓN DE LA HISTORIA BÍBLICA 

Se necesita una vasija transpa- 
rente, llena de agua, una cuchara; 
varias tazas de cloro líquido; colo- 
rante vegetal de colores rojo, amari- 
llo, verde y azul. Mantenga el cloro 
fuera del alcance de los alumnos. 

Diga: Esta vasija con agua re- 
presenta una vida sin pecado. 
Nadie, sino sólo Jesús, ha vivido 
una vida así. Pero nuestra vida 
puede verse de esta manera 
cuando pedimos a Jesús que 
cubra nuestros pecados y nos 
perdone. Vamos a imaginar que 
esto representa la vida de David justa- 
mente antes de nuestra historia de la se- 
mana pasada. Veamos ahora cómo se veía 
su vida después de su adulterio, asesinato 
y engaño. Deje que los alumnos se turnen para 
echar gotas de colorantes en el agua. 

Diga: En nuestra historia de hoy David 
se ve confrontado por un profeta, reco- 
noce su mala acción, pide perdón a Dios y 
acepta su perdón. 

Vacíe varias tazas de cloro líquido en el agua. 
Diga: Cuando David se lo pidió. Dios vació 
su amor y perdón en la vida de David. 

Revuelva el agua y diga: ¡Los pecados de- 
saparecieron! David fue perdonado. (Si los 
alumnos dicen que todavía quedan restos de co- 
lorante en el agua, explique que eso representa 
las consecuencias dejadas por el pecado en la 
vida.) 

(Adaptado de Helping Children to Love Cod [Loveland, Coló.: 
Group Publishing, 1995], pp. 93, 94.) 

Esta semana aprenderemos el resto de la his- 
toria como David aceptó el perdón de Dios. 



Necesita: 

• papel 

• lápices/ 
lapiceros 



PERSONALIZACIÓN DE LA HISTORIA 

Forme grupos de alumnos, de la 
manera como lo hizo la semana pa- 
sada. Pida a cada grupo que prepare 
otra noticia como seguimiento a las 
que desarrollaron la semana pasada. 
(Véase la sección "Personalización de 
la historia" de la semana pasada.) 
Esta semana basarán su historia en 2 Samuel 12. 
(Tenga a un adulto ayudando en cada grupo.) 
Recuerde a sus alumnos nuevamente que las no- 
ticias que redacten deben contestar estas pre- 
guntas: ¿quién?, ¿qué?, ¿dónde?, ¿por qué?, 
¿cuándo? y ¿cómo? 

Cada grupo debe presentar su informe al 
resto de la clase. 



EXPLORACIÓN BÍBLICA 

Pida a los alumnos que, guiados 
por una persona adulta en cada 
grupo que usted forme, elijan ya sea 
el Salmo 32 o el Salmo 51 (Ambos 
salmos penitenciales tienen que ver 
con estos incidentes en la vida de 
David) y que hagan una lista de todas las imáge- 
nes que usa David para ilustrar su arrepenti- 
miento y deseo de ser perdonado. (Ejemplos: 
huesos que se envejecen, o ser como una muía, 
limpiarse con hisopo.) Pida a cada grupo que 
comparta algunas de sus favoritas y diga lo que 
significan. 



Necesita: 

• papel 

• lápices 



Recordemos nuestro mensaje: 



PORQUp DIOS NOS HA PERDONADO, 

TAMBIÉN DEBEMOS PERDONARNOS 

A NOSOTROS MIAMOS 

y A LOS DEMÁS. 



96 



k 



bCCION 1 -^S 







Aplicación de ia iección 



Necesita: 

• nueve libretos 
(pp. 104-108) 



VILLA DEL PECADOR 

El libreto de "Villa de pecador" 
para esta lección está en las pági- 
nas 104-1 08. 

Diga a sus alumnos: Sabemos 
acerca del amor de Dios y de 
su perdón. Pero a veces tene- 
mos problemas para aplicar este conoci- 
miento a nuestra propia vida. A veces 
elegimos enojarnos con nosotros mismos, 
o dejarnos arrastrar por sentimientos de 
culpabilidad aun después de haber pedido 
perdón a Dios. 

Hoy tenemos una representación 
acerca de un parque de diversiones inu- 
sual. Se darán cuenta de que el perdón no 



es solamente algo que deben pedir, sino 
algo que deben aceptar. 

Si es posible, tenga listo y preparado de ante- 
mano este drama con la ayuda de adultos o de 
los alumnos más grandes. (Si no le es posible 
tener la representación de este drama, hable del 
concepto a los alumnos y comenten la forma en 
que se aplica a sus vidas.) 

Pregunte a sus alumnos: 

¿Pone la Biblia condiciones al perdón 
de Dios? Si las pone, ¿cuáles son? ¿cuáles 
son algunas cosas que podrían impedir 
que una persona pueda perdonarse a sí 
misma? ¿Aceptarían ustedes el perdón de 
Dios por un error cometido? 



o 



Compartiendo ia iección 



MENSAJES DE ANIMO 

Pregunte a sus alumnos: 

¿Conocen a alguien que nece- 
sita las buenas nuevas del per- 
dón de Dios en su vida? ¿Cuáles 
podrían ser algunas señales de 
que una persona se siente aplas- 
tada por la culpa? (Recuérdeles lo 
que dice Salmo 32:3, 4.) ¿Qué cosas de las 



Necesita: 

• Biblias 

• papel 

• lápices/ 
lapiceros 



aprendidas en esta lección podrían dar a 
conocer para llevar consuelo a una de esas 
personas? 

Pida a los alumnos que encuentren uno o dos 
versículos de alabanza a Dios por su perdón, ya 
sea de Salmo 32 o Salmo 51 y que lo incluyan 
en un breve mensaje para alguien que está desa- 
nimado. Pídales que entreguen el mensaje esta 
semana. 



CLAUSURA 

Agradezca a Dios por su glorioso perdón. 
Ore para que cada alumno acepte la gracia del 
perdón en su propia vida y alabe a Dios por 
ello. 



97